Esclavitud de San Juan Evangelista de La Laguna

Real Cuerpo de la Nobleza de Madrid
Real Cuerpo de la Nobleza del Principado de Cataluña

Real Hermandad de Infanzones de Illescas

Real Estamento del Principado de Gerona

Real Cofradía de Caballeros de Nuestra Sra. del Portillo
Ilustre Calbildo de Caballeros y Escuderos de Cuenca

Real Asociación de Hidalgos de España

Unión de la Nobleza del Antiguo Reino de Mallorca

Hermandad Caballeros y Damas Mozárabes de Toledo
Real Cofradía de Caballeros Cubicularios de Zamora

Real Capítulo Noble de Caballeros de la Merced

Cuerpo de la Nobleza del Principado de Asturias

Orden de Caballeros de San Clemente y San Fernando

Cuerpo de la Nobleza del Antiguo Reino de Galicia

Volver a Corporaciones Nobiliarias

 

        Su insignia consiste en un losange de oro con cuatro barras de gules y cargado de un escusón ovalado puesto en abismo con el Santo Cáliz, superado el escudo de una corona real. Tiene por patrones a Nuestra Señora de los Desamparados y a San Francisco de Borja.

        Su estandarte es en seda y oro, en el centro el emblema de la Hermandad del Santo Cáliz de la Cena (1948) - Doña Milagros San Ambrosio.

        La indumentaria consta de túnica y caperuza blancas, botones, fajín y capa roja, guantes rojos y blancos, y sandalias de dos tiras de cuero rojo.

     

        Con el propósito de “dar culto y guarda de honor” al Santo Cáliz de la Cena de Nuestro Señor, se crea esta Hermandad el 28 de diciembre de 1917, -fecha de sus primeras Constituciones, confirmadas por el Cabildo de la Catedral de Valencia el 15 de febrero de 1918-, por acuerdo de la mayor parte de los individuos que integraban entonces la nobleza titulada valenciana.

        Como es sabido, el Santo Grial se custodia en la Catedral de Valencia desde 1437, tras su traslado allí por orden del Rey Don Juan de Aragón, como lugarteniente de su hermano Don Alfonso V "el Magnánimo", desde la Capilla Real del zaragozano Palacio de la Aljafería. En 1915 el Cabildo había adoptado el acuerdo de exponerlo de forma pública y permanente a la veneración de los fieles, dedicándole en 1916 como capilla propia la Sala Capitular Antigua.

        La Real Hermandad persigue, asimismo, los fines culturales y sociales habituales de defensa y protección de los intereses corporativos y de afirmación de la condición cristiana de sus miembros. Especialmente el de "asistir materialmente y confortar a las familias desvalidas, singularmente a los ancianos que vivan en soledad, necesitados de ayuda y compañía en régimen de Beneficencia particular".

        Al constituirse la Hermandad se colocó bajo el amparo de Don Alfonso XIII, quien, como Hermano Mayor, le concedió el título de Real.

 

 

        En sus inicios la integraban únicamente los Títulos domiciliados en el antiguo Reino de Valencia u originarios de la Corona de Aragón y sus primogénitos; ampliándose a Títulos de otros Reinos en la reforma estatutaria de 27 de enero de 1923 y a los caballeros de las cuatro Ordenes Militares españolas y de Malta, de las cinco Maestranzas y de los Reales Cuerpos de la Nobleza de Madrid y de Cataluña, en una segunda reforma de 11 de mayo de 1948.

        Más recientemente ha habido modificaciones en sus Estatutos el 30 de mayo de 1986 y el 11 de junio de 1999, permitiéndose hoy el ingreso de todos los hijos de Títulos del Reino. Está inscrita en el registro de "Asociaciones de la Generalidad Valenciana" y desde 1993 existe una delegación en Madrid.

        El 20 de febrero de 2000 S.M. el Rey, que había ingresado siendo Príncipe de Asturias en 1953, ratificó el título de Real y aceptó su nombramiento como Hermano Mayor Honorario. Son también miembros las Infantas Doña Pilar y Doña Margarita y el Infante Don Carlos.

        No debe confundirse esta corporación con la Cofradía del Santo Cáliz de la Cena instituida en 1947 y que tiene su sede social en la misma Catedral de Valencia, de la que también ofrecemos datos en el apartado referido a las Asociaciones y Hermandades de Caballeros.