CANTERO

    Las primitivas del valle de Tobalina (Burgos): En campo de sinople, una cigüeña de su color natural.

Otros "Cantero"

INFORMACIÓN DEL APELLIDO

    Este noble linaje, tuvo su origen en Burgos. La primitiva casa solar se encontraba en el valle de Tobalina, del partido judicial de Villarcayo, en dicha provincia, no muy lejos de la antigua ciudad de Frías, que hoy pertenece al partido judicial de Briviesca. Posteriormente se extendió por Cantabria, Vizcaya, Asturias y ambas Castillas.

    Diego de Soto y Aguilar, en su "Nobiliario Vizcaíno", dice que procede del Señorío de Vizcaya, con casa solar en la anteiglesia de San Juan de Ubidea, del partido judicial de Durango. Hubo diferentes casas de este linaje también en la provincia le Guipúzcoa y en otros puntos de Castilla, sin que tengan relación entre sí.

    Dicen María del Carmen González Echegaray y Conrado García de la Pedrosa en su obra conjunta "Diccionario de Apellidos y Escudos de Cantabria", con respecto al mismo: Este apellido puede tener su origen en el arte de la cantería, oficio de enorme incidencia en la región cántabra, donde llegaron a contabilizarse varios miles de canteros en el siglo XVIII, y familias enteras formaban clanes para salir a trabajar a toda España. De la casa de Cantero del lugar de Liendo, descendía el Caballero de la Orden de Carlos III, don Miguel Antonio de Tagle y Cantero, que se cruzó en 1797, y de la de Guriezo, el Caballero de Carlos III don Manuel Cantero y San Vicente, ya nacido en Madrid y cruzado en 1834.

    En la Real Chancillería de Valladolid probaron su hidalguía, entre otros: Juan Cantero, vecino de Toro (Zamora), 1519; Martín Cantero, vecino de Hontoria de la Cantera, del partido judicial de Burgos, 1536; José Cantero Vélez, vecino de Ponferrada (León), 1729, y los siguientes individuos asturianos. vecinos todos de la jurisdicción de Parres, partido judicial de Cangas de Onís (Asturias): Isidro, Manuel y Manuel Cantero, 1718, 1753 y 1756, respectivamente. Fernando y Martín de Cantero, vecinos de Villarreal de Urrechua-Urretxu probaron su hidalguía en esta villa, en 1742. Andrés Cantero González, vecino de Madrid y originarlo del valle de Carranza obtuvo reconocimiento de su vizcainía, en la Sala de los Hijosdalgo de la Real Chancillería de Valladolid, en 24 de marzo de 1831.

* * * * * * * * * * * * * *

    A la casa del lugar de Guriezo, del partido judicial de Castro-Urdiales (Cantabria) perteneció:

I.- Juan Cantero, natural de Guriezo, que contrajo matrimonio con doña María Amalio y Pico, de igual naturaleza, y fueron padres de:

II.- Juan Cantero Amalio, natural de Guriezo, que casó con doña Clara González, natural de Aldeacueva, del Ayuntamiento de Carranza y partido judicial de Valmaseda (Vizcaya), y procrearon a:

III.- Andrés Cantero, natural de Aldeacueva, esposo de doña María de San Vicente, natural de Valgañón (La Rioja), en quien tuvo a:

IV.- Manuel Cantero de San Vicente, natural de Madrid y Caballero de la Orden de Carlos 11I, en la que ingresó el 27 de febrero de 1834.

* * * * * * * * * * * * * *

    En la villa de La Ventosa, del partido judicial de Cuenca, radicó otra casa de Cantero de la que fue:

I. Juan Cantero de la Peña, natural de La Ventosa, que caso con doña María Torrecilla, de la misma naturaleza, y fueron padres de:

II. Pedro Cantero Torrecilla, natural de La Ventosa, esposo de doña María de Alcocer, de igual naturaleza, y ambos padres de:

III, Manuel Cantero Alcocer, natural de La Ventosa, que contrajo matrimonio con doña Ana de la Cueva, natural de la misma villa, y procrearon a:

IV. Bernardo Cantero y de la Cueva Alcocer, natural de La Ventosa y Caballero de Carlos III con fecha 2 de junio de 1784.