LADRÓN DE GUEVARA

   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   

BLASÓN: Escudo cuartelado: 1º. y 4º., de oro, con tres bandas de gules, cargadas de una cotiza, de plata, cargadas estas, a su vez, de armiños de sable; y 2º. y 3º., de gules, con cinco panelas de plata, puestas en sotuer; sobre el todo, un escusón de gules, cargado de una cadena de oro, puesta en cruz, en aspa y en orla que son las armas de Navarra.

Otros "Ladrón de Guevara"

INFORMACIÓN DEL APELLIDO

    El apellido Ladrón de Guevara es sin duda una derivación del apellido, más antiguo, Ladrón. Siendo los Ladrón de Guevara, obviamente, los Ladrón oriundos del municipio de Guevara.

    Según la leyenda, hacia el año 870, un noble alavés, Sancho Núñez de Guevara, pudo rescatar del vientre de Urraca de Pamplona, mujer de García Iñiguez de Pamplona, a un bebé al que llamó Sancho (Sancho Garcés I de Navarra) y mantuvo oculto hasta la renuncia al trono de su hermano Fortún Garcés. Cuando las cortes de Sangüesa lo reconocieron como rey, Sancho apodó cariñosamente "Ladrón" a su salvador, dando origen al apellido Ladrón de Guevara.

    El patronímico "Ladrón" ("Latro" en latín) es un apodo de origen incierto y legendario. El primero en utilizarlo fue el Conde D. Ladrón I, Señor de Guevara y de Oñate y Conde de Álava en el siglo XII, tronco del linaje Guevara. Se trata de un patronímico de utilización exclusivamente familiar. Muchas familias se preciaron en utilizarlo en virtud de su descendencia más o menos remota de esa familia, de la cual se enorgullecían.

    En Álava muchas familias lo utilizaron, especialmente en la forma Ladrón de Guevara, denotando procedencia de esa familia, aunque casi siempre por línea bastarda.

    Vela Ladrón de Guevara, Señor de Vizcaya (¿-1174).- Aristócrata hispano, Señor de Guipúzcoa, Álava y Vizcaya durante el siglo XII. Era hijo de Ladrón Iñiguez de Guevara, el noble de origen navarro que tras la muerte de Alfonso I (1124) encabezó el movimiento político del norte para promover la hegemonía de García Ramírez V, en contra de los intereses que sobre el País Vasco tenía el monarca castellano Alfonso VII. Según la crónica "Adefonsi Imperatoris", el padre de Vela Ladrón, Ladrón Iñiguez, fue hecho prisionero por Alfonso VII en 1136, seguramente en el transcurso de la campaña de conquista castellana por tierras de Álava. Durante los cuatro años que duró la prisión, Vela Ladrón figuró como señor de Guipúzcoa, Vizcaya y Álava, además de otros señoríos menores (Eibar y Leguin), aunque volvió a ocupar una posición secundaria en 1140, cuando su padre regresó del cautiverio. No parece que las relaciones entre padre e hijo hayan sido demasiado cordiales durante esta época, pero, en cualquier caso, Vela Ladrón deja de figurar en la documentación al frente de los señoríos que sí ostentaba entre 1136 y 1140. En 1148, tras la muerte de su padre, Vela Ladrón volvió a titularse Señor de los dominios del norte, aunque, al igual que su padre, tuvo que ser espectador de la política de Alfonso VII, verdadero dominador de la situación, que jugaba constantemente con cargos y dignidades para contentar a las aristocracias locales y controlar de facto el territorio. En cualquier caso, Vela Ladrón era reconocido entre 1155 y 1158 como señor de Álava y Guipúzcoa por Sancho de Navarra, no así en el territorio vizcaíno, donde Alfonso VII intentaba imponer su política intervencionista. A la muerte de Vela en 1174, su hijo, Juan Vélez de Guevara, le sucedió en los señoríos alaveses y guipuzcoanos, mientras que en Vizcaya Alfonso VII logró restaurar al linaje López de Haro, más proclive al intervencionismo castellano, en la persona de Diego López de Haro II.

    Felipe Ladrón de Guevara, (1510-1563). Pintor aficionado español. Nació hacia el año 1510 y murió en 1563. Era gentilhombre del Emperador Carlos V, a quién acompañó a Italia. Allí contrajo amistad con Tiziano, por cuyos consejos se dedicó a perfeccionarse en la pintura, arte en el cual manifestaba grandes disposiciones y en el que llegó a ejecutar algunas obras de mérito. Acompañó al emperador de Túnez y se distinguió por su valor. Escribió algunos Comentarios sobre la pintura.

    Diego Ladrón de Guevara (1641-1718). Administrador colonial y eclesiástico español, nacido en Cifuentes en 1641 y fallecido en Ciudad de México el 9 de septiembre de 1718, que fue Obispo de Panamá, Huamanga y Quito, Presidente interino de la Audiencia de Panamá y vigésimo quinto virrey del Perú (1710-1716). Su rama familiar estuvo vinculado con los Condes de Oñate y Escalante y con los miembros de la Casa del Infantado. Estudió el sacerdocio en el Real Colegio de la Universidad de Alcalá de Henares, y obtuvo los grados de bachiller y licenciado en cánones y leyes en la Universidad de Sigüenza, de la que fue profesor de código. Después asumió la canonjía magistral en las catedrales de Sigüenza y Málaga. El 8 de octubre de 1689 fue promovido a obispo de Panamá y en 1695 asumió interinamente la presidencia de dicha Real Audiencia y la gobernación de Tierra Firme. La Santa Sede le designó obispo de Huamanga el 2 de noviembre de 1898, cargo que fue asumido el 7 de julio de 1700. Allí realizó una visita pastoral y estableció la Universidad de San Cristóbal de Huamanga. En 1705 fue nombrado obispo de Quito, obispado del que tomó posesión el 31 de octubre de 1706.

    Agustín Moreno Ladrón de Guevara, nacido en Rancagua (Chile) el 24 de enero de 1879, y murió en Rancagua el 17 de agosto de 1964. Fue militar chileno que tuvo el grado de General de División y fue el Comandante en Jefe del Ejército de Chile.