REY

    La casa del lugar de Perrozo (Cantabria): En campo de gules, una faja de oro, acompañada en lo alto de una corona real de oro sobre un ramo de laurel del mismo metal y en lo bajo de una cruz flordelisada de oro.

Otros "Rey"

INFORMACIÓN DEL APELLIDO

    La palabra "Rey" viene del latin "Rex" que significa: regir, regidor, así como monarca, soberano o cabeza.

    Rey es uno de los apellidos más populares a través del mundo, ya sea en su expresión castellana rey, gallega rei, italiana re, alemán koenig, king en inglés, etc. Escriben los afamados genealogistas y heraldistas hermanos Alberto y Arturo García Carraffa que desde tiempos antiguos radicaron familias de este apellido en Galicia, Cantabria (antiguamente Montañas de Burgosr), Aragón y Navarra.

    La familia de Galicia moró en diversas localidades de la provincia de Lugo y es probable que fuera originaria de la parroquia de Rey (Santa Eulalia) de cuyo nombre tomara por apellido. Esa parroquia pertenece al Ayuntamiento de Puebla de Brallón del partido judicial de Quiroga. Hay noticias ciertas de que en la también parroquia de San Miguel de Reinante, perteneciente al Ayuntamiento de Barreiros y partido judicial de Ribadeo, se avecindó una línea de Rey, a la que perteneció Juan Rey, vecino de esa última parroquia, que ganó ejecutoria de hidalguía en la Real Chancillería de Valladolid el 30 de Julio de 1496. Era hermano de Alonso Rey y ambos hijos de Juan de Reimior y de Teresa Fernández, y nietos de Gonzalo de Reimior y de María Fernández. En dicha ejecutoria no están apellidados Rey el padre y el abuelo de aquellos hermanos, sino Reimior, cuya primera sílaba descubre en esa palabra la existencia del apellido Rey, aunque con la "i" latina y el aditamento de "mior", que ignoramos a que motivo pudo obedecer.

    En Cantabria hubo una casa de "Rey" en el lugar de Perrozo, del Ayuntamiento de Cabezón de Liébana, partido judicial de San Vicente de la Barquera., donde existe Ejecutoria Familiar, y en 1752 vivía en dicha casa Diego Rey, nacido en 1681, con su hijo Francisco y dos criados. En ese mismo año de 1752, ya había familias en Avellanedo, Barreda, Bejes, Enterrías, Lerones, Perrozo, Pujayo, San Andrés y San Sebastián de Garabandal. Otra hubo en la misma provincia, en el lugar de Salceda, en el Valle de Poblaciones, del mismo partido judicial que los anteriores, donde residió y probó su hidalguía Domingo Rey en 1828.

    Dicen María del Carmen González Echegarray y Gonzalo García de la Pedrosa en su obra conjunta "Diccionario de Apellidos y Escudos de Cantabria" con respecto al mismo: «Tiene varios lugares de origen este apellido. La rama de Cantabria, procede de Liébana y de Polaciones. Domingo Rey, natural de Salceda, recibió Certificación de Armas de su apellido de la Real Chancillería de Valladolid, en 1818. En Liébana hubo casa de este apellido en el lugar de Perrozo, y en 1752, había familias en Avellanedo, Barreda, Bejes, Enterrías, Lerones, Poyyallo, San Andrés y San Sebastián de Garabandal».

    En tierras aragonesas y según se recoge en el "Diccionario de Heráldica Aragonesa", hubo una casa de este apellido sita en el lugar de Boltaña, documentándose miembros de este linaje en las poblaciones, Sabiñánigo, Larués, Centenero, El Poyo del Cid, Abiego y Sestrica. Otros también en tierras de Aragón se apellidaron Rey de Artieda, originarios del lugar de Artieda. Según la obra anteriormente citada se documentan portadores de este apellido en varias poblaciones; en el lugar de Tauste se les registra desde mediados del siglo XVI, y en Zaragoza desde el siglo XVII.

    La casa navarra de este apellido estaba sita en la villa de San Martín de Unx, del partido judicial de Tafalla. De esta casa procedió Francisco Pantaleón del Rey, que en 1716 fue reconocido en su nobleza por la Real Audiencia de Pamplona.

    En Tenerife (Canarias) residió otra familia Rey que enlazó con la de Suárez del Villar. Tuvo línea en La Habana (Cuba).