Codradía Nuestra Sra. del Carmen de Molina de Aragón

Caballeros Hospitalarios de San Juan Bautista de Cádiz

Capítulo de Caballeros del Santo Sepulcro de Toledo

Asociación de Caballeros de Santa María de Guadalupe

Real Hermandad de Caballeros de San Fernando

Codradía del Santo Cáliz de la Cena de Valencia

Hermandad de Caballeros de San Juan de la Peña

Real Orden de Caballeros de Santa María de El Puig
Real Asociación de Caballeros del Monaterio de Yuste

Capítulo de Nobles Caballeros de Isabel La Católica

Hijosdalgo del Río Ubierna e Infanzones de Vivar del Cid

Capítulo de Caballeros Jurados de San Vicente Ferrer

Cavallers del Centenar de la Ploma del Reino de Valencia

Cofradía Internacional de Investigadores de Toledo

Caballeros y Damas del Rey Fernando Guanarteme

Imperial Orden Hispánica de Carlos V

Ballesteros e Hijosdalgo de San Felipe y Santiago Descendientes de las Reales Guardias Walonas

Custodios Lignum Crucis de Santo Toribio de Liébana

Real Gremio de Halconeros de España

Caballeros del Antiguo Reino de la Corona de Aragón Archicofradía Santísimo Cristo del Salvador de Valencia

Volver a Hermandades y Asociaciones de Caballeros

 

        En los inicios del año 1958 surgió la idea de dar vida a un Capítulo de Caballeros que reuniese a nacionales de países hispanoamericanos y a españoles, vinculados de una manera directa o indirecta hacia quehaceres en pro de la Hispanidad. Se trataba de vincularles con un nexo espiritual a la Imperial Ciudad de Toledo. Por tal motivo se reúnen en el despacho del Gobernador Civil de Toledo, el Director del Instituto de Cultura Hispánica, Sr. Piñar López; el Jefe del departamento de la misma institución, Sr. Cano de Santayana; el Gobernador Civil, Sr. Elviro Meseguer; el Presidente de la Diputación de la provincia, Sr. Rodríguez Bolonio, y el Alcalde de la ciudad, Sr. Conde.

 
 

        Después de analizar varias posibilidades, se estimó lo más adecuado y en consonancia con el acervo histórico de Toledo, constituir un Capítulo de Caballeros que tuviese como máxima, por su dimensión auténtica, sobresaliente y ecuménica la procesión del Corpus Christi toledano. Esta idea se sometió a la consideración del Sr. Decano del Cuerpo Diplomático hispanoamericano, Embajador de El Salvador, Sr. Escobar, por si estimaba que, como núcleo central del Capítulo, debieran figurar los Jefes de Misión de aquellos países acreditados en España. Mostró su conformidad y seguidamente se convocó una reunión de un reducido número de personas, de las cuales la mayor parte eran Embajadores hispanoamericanos. De ella surgieron las líneas generales de lo que el Capítulo habría de ser.

        El 18 de noviembre de 1958, el entonces Cardenal Arzobispo de Toledo, Dr. D. Enrique Plá y Deniel, aprobó los Estatutos de nuestro Capítulo y por decreto del mismo día resolvió, "habiendo obtenido la conformidad del Excmo. Cabildo Catedral", erigirlo canónicamente. Fue el 15 de diciembre de 1959, cuando se cumpliera la constitución formal del Capítulo en una audiencia especial con el Maestre, Cardenal de Toledo. Luego, pasarían otros seis meses para que, reunidos en la Sala Capitular de la Catedral el 14 de junio de 1960, se efectuara la ceremonia de imposición de Hábitos y recibimiento de los primeros miembros.

                .

        El Gobierno del Capítulo está compuesto por un Maestre, dignidad que recae en el Cardenal Arzobispo de Toledo, un Conciliario Capitular, un Preboste, un Canciller, un Maestro de Ceremonias, un Clavero, un Notario Capitular y cuatro Mayordomos.

        El Guión del Capítulo está formado por un cuadro de seda verde, sobre el que vayan las tres cruces Capitulares, en terciopelo del mismo color, perfiladas en cordoncillo de oro. El citado Guión será portado por el Caballero más joven de entre los que acudan al acto corporativo.

 

        El Hábito está constituido por un manto de lana fina, verde, cerrado, de una sola pieza y en forma circular, que llegue hasta medio palmo más arriba del suelo; al cuello gola blanca; sobre el pecho, tres cruces de terciopelo verde, en rememoración de las que ostentaban las velas de las naves descubridoras.

        Un cordón de seda verde, vuelto al cuello, con pasador verde sobre el pecho, largo hasta la altura de la rodilla, con sendas borlas verdes en los extremos. El pasador y borlas del Preboste serán de oro, y las de las demás dignidades del Gobierno Capitular de plata.

        Un birrete de seda verde, cuadrangular, plegable, con aletas y borla de seda del mismo color. La borla del birrete del Preboste será de oro y la de las otras dignidades del Gobierno Capitular de plata.

        Los guantes son blancos, de piel o de hilo y el calzado negro.

        Los sacerdotes y religiosos vestirán con su hábito sacerdotal y llevarán colgada la Venera del Capítulo sobre el mismo.

 
 
 

        La venera se compone de un águila bicéfala (emblema de la ciudad de Toledo), de plata, cargada con las tres cruces de sinople.

        Para conocer los actuales estatutos pincha aquí: Estatutos

Más información en: http://hispancorpustoledo.com