Codradía Nuestra Sra. del Carmen de Molina de Aragón

Caballeros Hospitalarios de San Juan Bautista de Cádiz

Capítulo de Caballeros del Santo Sepulcro de Toledo

Asociación de Caballeros de Santa María de Guadalupe

Real Hermandad de Caballeros de San Fernando

Codradía del Santo Cáliz de la Cena de Valencia

Hermandad de Caballeros de San Juan de la Peña

Real Orden de Caballeros de Santa María de El Puig
Real Asociación de Caballeros del Monaterio de Yuste

Capítulo de Caballeros del Corpus Christi de Toledo

Capítulo de Nobles Caballeros de Isabel La Católica

Hijosdalgo del Río Ubierna e Infanzones de Vivar del Cid
Capítulo de Caballeros Jurados de San Vicente Ferrer

Cavallers del Centenar de la Ploma del Reino de Valencia

Cofradía Internacional de Investigadores de Toledo

Caballeros y Damas del Rey Fernando Guanarteme

Imperial Orden Hispánica de Carlos V

Descendientes de las Reales Guardias Walonas

Custodios Lignum Crucis de Santo Toribio de Liébana

Real Gremio de Halconeros de España

Caballeros del Antiguo Reino de la Corona de Aragón

Archicofradía Santísimo Cristo del Salvador de Valencia

Volver a Hermandades y Asociaciones de Caballeros

 

        En 1350 se funda, en Alfaro (La Rioja), una Compañía de Ballesteros con el objeto de defender su fortaleza. Dicha Compañía con el paso del tiempo fue adquiriendo privilegios y exenciones similares a la de los Hijosdalgos riojanos. Siendo éstos confirmados por el Rey tras la gran victoria contra el asedio del Conde de Foix sometió a la villa alfareña. Las reclutas de la Compañía se realizaban entre los hijosdalgo “de sangre y armas”, considerándose acto positivo la pertenencia a ella.

   

        Tras la unificación del los reinos hispánicos, en 1512, los ballesteros de Alfaro fueron perdiendo su función militar, perdurando la Noble Compañía en el tiempo como una Cofradía o Hermandad de Hijosdalgo, dedicados a la realización de obras piadosas. Desde sus inicios, los cien ballesteros primitivos, encomendaron el patronazgo y protección de la Compañía a los Santos Felipe y Santiago "el Menor".

        En la actualidad la Noble Compañía posee una doble condición, se mantiene como cofradía religiosa y además como asociación civil y cultural, cuyos estatutos fueron aprobados con el placet del Gobierno de La Rioja el día 29 de abril de 2004.

        Como ente religioso tiene su sede litúrgica en la Iglesia del convento de San Francisco, en Alfaro. Como Asociación de Caballeros tienen su sede en el antiguo convento franciscano de esa villa riojana.  Sus actuales fines son mantener y fomentar la ballestería y el culto a sus Santos Patronos, así como participar activamente en actos culturales en Alfaro.

 
 


Cédula de "Ballestero de Plaza" (pincha sobre la imagen para verla en un mayor tamaño)

 

        Los Ballesteros Hijosdalgos se encuentran encuadrados en dos categorías: de Plaza y de Hermandad.

    - Son admitidos como "de Plaza" los residentes en La Rioja que presenten expedientes con méritos suficientes a criterio de la Junta de Oficiales, teniendo que ser presentado y avalado por dos miembros "de Plaza".

    - Son admitidos como "de Hermandad" todos aquellos que lo soliciten presentados y avalados por un miembro "de Plaza".

        La Compañía se gobierna por medio de un Alcalde auxiliado por un Consejo formado por un Teniente de Alcalde, un Secretario, un Tesorero, un Fiscal y un Juez de Campo, junto con dos Oficiales.

(Agradecemos la colaboración prestada de D. José Casas y Sánchez)

 


Diploma de "Ballestero de Hermandad" (pincha sobre la imagen para verla en un mayor tamaño)

 

        La Hermandad se encuentra vinculada a la Fundación Santiago y Santa Isabel, la cual siempre se destacó por sus obras sociales y asistenciales.

        Actualmente fue organizada e impulsada por el Excmo. Sr. D. Alfonso Ceballos-Escalera y Gila, Marqués de la Floresta como continuadora de la primitiva Compañía de Ballesteros de la villa de Alfaro.

        Tiene su día festivo el 3 de mayo, día de sus santos patronos.

        La empresa de la Corporación es un escudo de gules con una banda de oro engolada de dragantes de sinople, acompañada en lo bajo y alto de tres saetas de oro unidas por una cinta de plata, rodeado por una bordura cargada con el nombre de la Noble Compañía.

        A la derecha podemos observar las insignias actuales de la "Noble Compañía de Ballesteros Hijosdalgo de San Felipe y Santiago".

 

 

   

Venera corporativa e insignia miniatura.