Insigne Orden del Toisón de Oro  


Pincha aquí o sobre las imágenes

        La Real Orden del Mérito Deportivo fue creada por el Real Decreto de 18 de junio de 1982 (BOE de 14 de julio). Sus ordenanzas reglamentarias se dictaron por orden del Ministerio de Cultura, de 24 de septiembre del mismo año (BOE del 27).

 


Placa (cartela) de bronce

Real y Distinguida Orden Española de Carlos III
Real Ord. de Damas Nobles de la Reina Mª. Luisa
Real Orden de Isabel la Católica
Orden Civil de Alfonso X el Sabio
Ord. del Mérito Agrario, Pesquero y Alimentario
Orden del Mérito Civil
Orden de África
Orden Civil de Sanidad
Orden de la Cruz de San Raimundo de Peñafort
Orden de Cisneros
Real Orden del Mérito Deportivo
Orden Civil de la Solidaridad Social
Órdenes Civiles extinguidas o en desuso
Volver a Reales Órdenes Civiles

        Esta Orden tiene por objeto el reconocimiento y estímulo de quienes se distingan de forma eminente en la práctica deportiva y en su dirección técnica, en la enseñanza de la Educación Física, o en la dirección, organización, promoción, investigación y desarrollo de la Educación Física y del deporte en cuanto factoras imprescindibles en la formación y desarrollo integral de la persona. Esta institución premial tiene su origen en la Medalla al Mérito Deportivo, una condecoración creada en 1952, reformada en 1969, que por fin se transformó en esta Real Orden en 1982. Efectivamente, la Medalla al Mérito Deportivo fue instituida por el General Franco por Decreto de 18 de abril de 1952 (BOE de 9 de junio), para  premiar a las personas y entidades que hubieran destacado notoriamente en la práctica del deporte, o en su fomento y difusión. Tenía cuatro categorías oro (limitadas a 50),plata, plata, bronce, y placa (ésta para las personas jurídicas).

        La condecoración, de complicada descripción, consistía en un medallón en cuyo interior hay una cruz de brazos en forma de pentágono, esmaltada en azul ultramar, teniendo la cara cercana a la central una saja en forma de grano de trigo (?). En el centro de la cruz llevaba un círculo de esmalte de color azul celeste, que representa el aire libre. Sobrepuesto a la cruz y círculo, una victoria alada que extiende sus brazos ofreciendo unas coronas de laurel. Sobre el brazo vertical de la cruz, unos aros olímpicos que sirven de sujeción para la cinta; y sobre el brazo inferior, el Escudo Nacional en su colores. Lleva una orla de esmalte blanco con la inscripción Al Mérito en el Deporte, y por todo el contorno, unos ramos de laurel. La cinta, cuando se concedía esta medalla a los deportistas, era azul ultramar, con filetes blancos en los bordes, y en el centro la bandera nacional; de lo contrario, la cinta era blanca. La placa para personas jurídicas mide 20 por 15 centímetros, y en ella se grababa la medalla, el nombre de la entidad agraciada, y la fecha de concesión.

        El Decreto de 11 de enero de 1969 (BOE del 17) modificó esa Medalla, en el sentido de mantener la diferencia de los premios a los practicantes del deporte, de los concedidos a personas distinguidas por otros méritos (directivos, etc.); los primeros llevarían la insignia con distintivo azul, los segundos los harían con distintivo blanco. La placa para colectivos se dividió en tres categorías: oro, plata y bronce. Las insignias individuales se mantuvieron iguales, y se definió la insignia de la placa colectiva. También se reformó el procedimiento de concesión. Pero todo cambió, como decimos, a partir de 1982.

        A tenor de los estatutos vigentes, Su Majestad el Rey es el Maestre de la Orden del Mérito Deportivo, asistido por un canciller que es el Ministro de Educación, Cultura y Deporte, y un vicecanciller que es el Secretario de Estado para el Deporte y Presidente del Consejo Superior de Deportes. El fiscal de la Real Orden del Mérito Deportivo es designado por el canciller, a propuesta del vicecanciller. La Secretaría de la Real orden del Mérito Deportivo se establece en el Consejo Superior de Deportes, y su titular es el jefe del Gabinete de Cooperación Internacional y Protocolo —hoy denominado Consejero Técnico de Protocolo—.

 
   


Insignia del régimen anterior

 

        Son méritos necesario para ingresar en esta Real Orden: destacar notablemente y de forma reiterada en la práctica de una o varias modalidades deportivas, o en la dirección, organización y promoción, investigación y desarrollo de la Educación Física y del deporte a título personal o institucional; efectuar una labor de servicio extraordinario y de incontrastable mérito al mundo del deporte y de la educación física, sin renumeración; acreditar diez años, aunque no sean consecutivos, o la permanencia durante tres o más consecutivos, en puestos de especial responsabilidad o elección, con reconocida ejemplaridad y laboriosidad en el cumplimiento de las misiones que el cargo o empleo impongan en el servicio de cualesquiera Administraciones Públicas, en el área del Deporte y de la Educación Física o en el servicio a las estructuras asociativas de carácter deportivo; el fomento o promoción de la Educación Física y del Deporte mediante aportación desinteresada del capital, renta o cualquier otros medios materiales de notable transcendencia; y las destacadas iniciativas y hechos ejemplares que se hagan acreedores del público reconocimiento por su transcendencia y repercusión en el orden deportivo.

        En la Real Orden del Mérito Deportivo pueden ingresar tanto ciudadanos como personas jurídicas. Cuando la concesión se hace a título individual, la Real Orden del Mérito Deportivo agrupa bajo su estandarte y símbolos a las siguientes cuatro categorías de caballeros y damas: gran cruz (con tratamiento de Excelencia); medalla de oro (con tratamiento de Ilustrísima); medalla de plata (con tratamiento de Señoría); y medalla de bronce.

        El número de distinciones que se puede conceder a título individual, sin contar las otorgadas a extranjeros, es de 500 grandes cruces y de 1.000 medallas de oro, no habiendo limitación para la demás categorías. En esta Real Orden está regulado —como es debido— el que dentro de cada una de las categorías no pueda ostentarse más que una sola insignia. Cuando la distinción se concede a personas jurídicas, organismos y entidades, las categorías son la placa de oro, la placa de plata y la placa de bronce.

   

        La concesión de la gran cruz y la de la placa de oro corresponde al Consejo de Ministros; la de la medalla de oro, al Ministerio de Educación, Cultura y Deporte; y las restantes medallas y placas al Secretario de Estado para el Deporte, como presidente del Consejo Superior de Deportes. La imposición de las condecoraciones se verifica anual o bianualmente, mediante una ceremonia solemne en el Auditórium del Instituto Nacional de Educación Física.

        Durante la primera etapa de esta distinción (1952-1982), se concedieron una total de 155 medallas de oro (la primera a Francisco Franco), 1.604 medallas de plata (la primera a don Joaquín Aguilera Alonso, jefe nacional de Educación y Descanso), y 892 medallas de bronce (la primera a don Luis Isamat Borch, destacado difusor del hockey). Además, 37 placas de oro (la primera, en 1960, se otorgó al Real Madrid, por ser cinco veces campeón de Europa y una vez intercontinental), 106 placas de plata (la primera se dio al Club de Natación de Manresa, en 1958), y 12 placas de bronce (la primera al Club Náutico de Santa Olalla, de Gijón, en 1961). La primera mujer que obtuvo este premio fue, en la categoría de medalla de plata, doña Pilar Primo de Rivera, en 1952.

        Ya como Real Orden del Mérito Deportivo (1982), encontramos entre los condecorados a los más conspicuos nombres del deporte español, tanto directivos como deportistas. Hasta el 31 de diciembre de 2002, habían merecido la gran cruz tan sólo 28 personas, encabezadas por Su Majestad el Rey, cuya afición a la práctica del deporte (vela, esquí...) es notoria. También se han concedido 149 medallas de oro (la primera a don Severiano Ballesteros, golfista internacional), 325 medallas de plata, y 227 medallas de bronce. Como premio colectivo se han otorgado 54 placas de oro (una de ellas al Equipo Paralímpico Español, en 1997), 50 placas de plata y 21 placas de bronce.

 
 

 

 

 

 

Banda y venera Caballero Gran Cruz

 

Placa de Caballero Gran cruz

 

Medalla de oro

 

Medalla de Plata

 

Medalla de bronce

        La Orden cuenta con un estandarte y con un escudo privativos de hilarante descripción; no menos cómicas resultan las de las insignias de los miembros. Los caballeros gran cruz lucen sobre su costado izquierdo nada menos que ésta: Adherida a una placa radiante de ocho puntas, toda ella estriada y en esmalte metal Sol, topacio, oro viejo o gualdo, y en 90 milímetros en su máximo diámetro, ha de encontrarse la sencilla Cruz de la Real Orden, encirculada, patada y ensanchada en ambos lados de cada uno de sus brazos, de menos a mas desde sus nacimientos, en curvas laterales que ha de llegar a sus extremos diestros y siniestros hasta quedar unidos por sus brazos con sus contiguos formando una circunferencia, cuyo máximo diámetro no sobrepasará los 60 milímetros. Su campo ha de ser todo el esmalte color Júpiter, zafito azul o azul... El guarda hachón de esmalte color Sol, topacio, oro viejo o gualdo ha de estar lazado a los mencionados extremos en punta de las ramas con una cinta de esmalte metal luna, perla, plata o blanca y sobre el centro de la Cruz su llama de esmalte color Marte, rubí, gules o rojo flameada de esmalte color luna, perla, plata o blanco. En el círculo central de la Cruz y en su semicírculo superior prolongándose en sus extremos inferiores, pero sin cerrarse y rodeando a la flama de la llama, ha de encontrarse cargando una cinta de esmalte metal luna, perla, plata o blanco...

        La banda de la gran cruz es, para los caballeros, de moaré de seda, de diez centímetros de ancho, y terciada, listada y franjada de azur o azul, sinople o verde, y azul o azul a anchos iguales por color. Confeccionado con la misma ancha cinta llevará un rosetón picado uniendo sus dos extremos, del que penderá la venera o Cruz sencilla con sus esmaltes, metales y colores. Las damas usan también una banda de moaré de seda, de los mismos colores y disposición, pero de nueve centímetros de ancho.

        Las medallas de oro, de plata y de bronce son iguales a la cruz sencilla inscrita en la gran cruz, acuñadas en sus respectivos metales (oro, plata y bronce), careciendo del esmalte color Júpiter, zafiro, azur o azul de los brazos de la cruz sencilla. Los caballeros usan estas medallas pendientes de una cinta con pasador en su correspondiente metal, y las damas de una cinta en forma de lazo. La cinta para ambos casos será de moaré de seda, terciada y listada o franjada de azur o azul, sinople o verde, azur o azul a anchos iguales de un centímetro por color.

        Las placas (cartelas) de la Real Orden del Mérito Deportivo son de oro, plata o bronces, y sus dimensiones de treinta centímetros de altura por veinte centímetros de anchura. Las placas llevan adherida, en lo alto, la cruz de la Real orden en sus esmaltes propios, metales y colores. En una línea grabada sobre esta cruz figura la inscripción Real Orden al Mérito Deportivo, y en la mitad inferior de la placa figura igualmente grabada la siguiente inscripción Placa de Oro (o Plata o Bronce, según los casos) otorgada a...; debajo de esta inscripción se graba la fecha de otorgamiento de la placa.

 
   

     La información expuesta ha sido obtenida de la obra "Las Órdenes y Condecoraciones Civiles del Reino de España", de D. Alfonso de Ceballos-Escalera y Gila y D. Fernando García-Mercadal y García Loygorri.